VISITAR A EL GRAN PODER LOS VIERNES

Comer en Sevilla vieras

Porque no hay tradición más bonita, que pasa de padres a hijos, que visitar a El Gran Poder los viernes. Solera que cumplen los sevillanos cada semana del año en su basílica del barrio de San Lorenzo. Un auténtico tesoro artístico y centro devocional de Sevilla y Andalucía.

Sinceramente, no tengo ni idea de los horarios de la basílica un día normal. En cambio, sí sé que cada viernes del año permanece abierta desde las 7.30 de la mañana hasta las 10 de la noche. Así tenemos más tiempo de disfrute todos los sevillanos.

Ver la obra de Juan de Mesa a un solo palmo y poder besar su talón, hace que se reconforte el alma y que brillen los ojos. Reconozco que en algún momento se me ha escapado alguna lagrimilla recordando historias de años atrás. Eso sí, a visitar un viernes al Señor de Sevilla se va a las 12.30, porque estamos seandito que sea la 1 para tomarnos unas croquetas de jamón en Casa Ricardo, detrás de la basílica.

Si hubiese un top ten croquetero, Casa Ricardo estaría entre las cinco mejores… ¡qué cremosidad, miarma toa!

Ostras, me acabo de acordar que un día me llevé a mi ahijada a tan bonita tradición. Puede que en el transcurso del cambio de la basílica al templo croquetero, y después ya de haber degustado tan rico manjar, me diese cuenta que se me había olvidado la niña, que la había dejado jugando con las palomas de la plaza y salí corriendo a buscarla… Imaginad su cara, le faltó sólo decirme, con toda la verdad del barquero, un maravilloso vete al carajo, por cierto, de forma muy sevillana.

Comer en Sevilla

Taberna Dos de Mayo

De camino al coche, aparcado en El Corte Inglés de la Plaza del Duque, el gañote pidió saciar mi sed, y una fuerza extraterrestre, la gravedad o no sé qué, me empujó cuando estaba pasando por la Taberna 2 de Mayo en la Plaza de la Gavidia… otro templo para comer en Sevilla. Miré de reojo y vi que la niña se había parado con un amiguito de las clases de inglés, y como yo de inglés no tengo ni papa, me acerqué a la barra, porque yo soy mucho de barra, y me pedí un platito de jamón del bueno, envuelta cada loncha en un piquito de esos que ahora llaman campesinos… de los duritos, pa que tú me entiendas

Psss, Fran, tengo ahí unos salmonetitos del mamaso … (el camarero, Mateo 25:3)

Comer en Sevilla pescaito frito

Taberna Dos de Mayo

Yo creía haber visto la cara del demonio en el camarero; cómo sabe el joío lo que le gusta al tonto. Y yo puse la postura del Emoji del whatsapp, esa que encoge la cabeza, la inclina hacia un lado y pone los brazos que parece que estás rezando una oración… ponlo joe… La fritura sevillana es un espectáculo, ojú ojú, que disgusto

Mi ahijada, que no ma salío delicá, me pide de lejos unas vieiras, la madre que la parió, pero yo miré al camarero y le dije… al padrino ha salío… Solo faltaba encontrar el ticket del parking y poner rumbo al sofá para pegar un gran cabezazo de baba caía… y la tarde… que sea lo que El Señor de El Gran Poder quiera…

Por esta razón, el viernes que viene ya tenemos apuntado rojo en la agenda y con letra cursiva verdana visitar a El Gran Poder.

Comments

  • Muchas gracias por la información. Gran aporte de esta web. Saludos!

    Yarela junio 7, 2021 4:51 am Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

DutchEnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish
Seleccione los campos que se mostrarán. Otros estarán ocultos. Arrastre y suelte para reorganizar el orden.
  • Imagen
  • SKU
  • Clasificación
  • Precio
  • Stock
  • Disponibilidad
  • Añadir a la cesta
  • Descripción
  • Contenido
  • Peso
  • Dimensiones
  • Información Adicional
  • Atributos
  • Custom attributes
  • Campos Personalizados
Comparar
Lista de Deseos 0